Fotografía inmobiliaria: vende la casa por los ojos

El negocio de bienes raíces es uno de los más conocidos y lucrativos en todo el mundo; la idea de poder comprar y vender inmuebles siempre ha sido bastante atractiva y necesaria a lo largo de la historia. Casas, apartamentos, edificios, hay un montón de opciones que se suelen ofertar en esta área; que ha llenado los bolsillos de muchísimas de personas, pero que también ha conseguido satisfacer las necesidades de individuos o familias que añoraban un nuevo hogar.

Con la aparición de internet, que ha obligado a las empresas y negocios a renovarse y conseguir nuevas maneras de comerciar sus productos. 

Consejos para fotografías la casa

Es aquí en donde entra en juego la fotografía. Esta ha sido clave en el notable auge exitoso que ha tenido el sector de bienes raíces, pues a la hora de ofertar cualquier tipo de inmueble se debe ofrecer una “vista” que permita obtener una buena impresión por parte del comprador. Esto ha sido así prácticamente desde el inicio de la venta inmobiliaria pero con la transición a la web se ha magnificado la importancia visual.

Desde lo portales web hasta las páginas de Facebook o Instagram en donde se hace marketing digital; las imágenes son imprescindibles a la hora de buscar el éxito en cualquier tipo de proyecto y esta no es la excepción. Por lo general se recomienda que particularmente en esta área se juegue con las formas y las curvas, de manera que se le dé todo el protagonismo a la estructura y a la belleza del inmueble en sí.

Otro consejo bastante útil es el de usar equipo adecuado: si vas a emprender este tipo de negocio  deberías pensar seriamente en invertir en una cámara o en cualquier equipo fotográfico que te permita tener un resultado bastante profesional y llamativo; que esté a la altura.

Escoge su mejor versión

Un aspecto bastante importante que debes tomar en cuenta en todo momento es el de la pulcritud, la limpieza y la apariencia general del lugar. Esto se debe a que evidentemente se debe mostrar la mejor imagen posible para el cliente. Un punto a tomar en cuenta en este caso particular es que los potenciales compradores son bastante exigentes, lo que es bastante comprensible a sabiendas de que lo que se pretende adquirir es nada más y nada menos que un nuevo hogar ¡Así que en este caso la primera impresión sí cuenta!

Por último debemos recordar que una casa, apartamento o cualquier tipo de lugar que se quiera poner en venta debe ser fotografiado de manera correcta tanto por dentro como por fuera. Debes adaptarte al lugar y conseguir el mejor ángulo y la mejor iluminación para que el conjunto interior – exterior sea irresistible para la clientela en general.