Estafas comunes de viajes en línea y cómo evitarlas

Viajar es algo cada vez más común entre los seres humanos, y eso algo para lo que muchas personas trabajan durante un largo tiempo. Los ahorros de muchas familias son invertidos en travesías hacia un lugar en específico o un recorrido por varios destinos turísticos; todo depende de la situación económica de la familia ¿y por qué no? La moda de viajar también se involucra acá.

Ahora, estos encantos suelen seducir a muchos a través de internet. Empresas que ofrecen paquetes casi utópicos con un gran porcentaje de descuento son bastante recurrentes; una posible señal  de que te pueden estafar. Aunque parezca increíble año tras año un montón de personas son timadas por su inocencia a la hora de recurrir a una agencia de viajes en línea y pierden enormes cantidades de dinero.

A continuación enumeramos para ti cuáles son las estafas más comunes y cómo puedes evitarlas o al menos protegerte:

Hospedajes alucinantes y económicos: Uno de los aspectos que más se toman en cuenta a la hora de salir de casa con las maletas es el hospedaje: a dónde se va a dormir mientras se encuentre en otra ciudad. Por lo tanto es normal deducir que aquí también se estafa a una gran cantidad de personas. El contexto es el mismo para casi todos los ejemplos: te ofrecen un hotel increíble, cinco estrellas, con una piscina enorme, comida y un montón de lujos más por un precio tan absurdo que te hace dudar de inmediato. Muchos caen aquí y su dinero termina en manos de malhechores. Debes reservar a través de las páginas oficiales de los hoteles y posadas, o en todo caso debes usar plataformas confiables para conseguirlos.

Descuentos milagrosos: Estás navegando tranquilamente por internet cuando salta un anuncio a la vista, te ofrecen un “jugoso” paquete casi irresistible con alojamiento incluido, toda la comida que quieras, tours por la ciudad, guías de entretenimiento, entradas a sitios culturales o deportivos, todo por menos de 500 dólares hacia un destino que se encuentra en otro continente. Adivina, hay una inmensa posibilidad de que estés a punto de ser estafado; y es que la mejor manera de cuidarte de este tipo de situaciones es ser desconfiado y realista, nadie te va a dar todo eso por tan poco dinero.

Actitudes sospechosas: Todo parece ir bien pero hay un aire sospechoso que no te da tranquilidad; la página no es muy conocida pero sus precios son racionales y en el fondo sientes que no es posible que te estafen y que la suerte está a tu favor. Es entonces cuando surgen actitudes bastante extrañas por parte de la página o la persona en cuestión; te pide que hagas el pago con tu tarjeta de crédito o débito con urgencia y que sigas algunos pasos que no son de fiar; aquí también debes cuidarte, pues no todo lo que brilla es oro.

En líneas generales la mejor manera de cuidarse de los timos a la hora de hacer los trámites en línea para viajar es utilizar páginas de confianza, con prestigio internacional y ampliamente conocidas; no es nada difícil pues hay bastantes que pueden resultar muy seguras; y en caso de que esa opción no sea posible lo mejor es no fiarse de nada y hacer lo posible por verificar que no se trata de una estafa, recuerda que es tu dinero lo que está en juego.